Incontinencia fecal

La Incontinencia fecal es la pérdida involuntaria de heces (sólidas o líquidas) o de gases, a través del recto. Se trata de uno de los problemas médicos que mayor limitación e incapacidad provocan. A pesar de ello, son todavía pocas las personas que consultan por este tipo de situaciones.

Se estima que la incontinencia fecal afecta a entre un 1-5% de la población adulta. Es unas 8 veces más frecuente entre las mujeres que entre los hombres, sobre todo como consecuencia de los problemas obstétricos ocurridos durante le parto.

En la mayor parte de los casos, la incontinencia fecal aparece asociada a otros problemas del Suelo Pélvico. Por ello, en nuestra unidad consideramos que todos estos factores han de ser valorados conjuntamente para resolverlos también de una manera conjunta.

Las principales causas de la incontinencia fecal son las siguientes:

  • Traumatismo obstétrico: parto dificultoso, prolongado o instrumental. Es la causa más frecuente.

  • Lesiones iatrogénicas, producidas en el curso de intervenciones quirúrgicas sobre el recto o el ano (hemorroides, fisuras, estenosis, etc.)

  • Enfermedades digestivas

  • Cuadros de debilitamiento general

  • Enfermedades neurológicas, demencias, etc.

Para estudiar las incontinencias fecales será necesario realizar alguna de los siguientes pruebas:

  • Elaboración de una historia clínica detallada y específica

  • Exploración física general, ano-rectal y del Suelo Pélvico

  • Manometría anal: para medir la capacidad de contracción de los músculos del recto y del ano.

  • Ecografía endoanal: que nos proporcionará imágenes del esfínter anal y del estado de la musculatura del Suelo de la pelvis

  • Electromiografía: registro de la actividad y capacidad contráctil de los músculos del Suelo de la Pelvis, del esfínter anal, etc.

  • Defecografía, etc.

Los principales tratamientos disponibles en la actualidad son:

  • Medidas generales: dietéticas, uso de astringentes, etc.

  • Rehabilitación de la musculatura del Suelo de la pelvis

  • Cirugía:

  1. Esfinteroplastia: consiste en restablecer la continuidad del anillo esfinteriano anal roto.
  2. Inyección de sustancias abultantes que faciliten el funcionamiento esfinteriano anal. Nuestra unidad es pionera en la introducción de esta novedosa técnica quirúrgica en España.
  3. Esfinter artificial.
  4. Neuromodulación de raíces sacras.   

Los resultados globales conseguidos en nuestra unidad han sido de un 90% de satisfacción de los pacientes, habiéndose alcanzado la continencia completa en más del 75% de los mismos.