Toxina botulínica

La toxina botulínica es una sustancia capaz de bloquear la transmisión neuro-muscular (el impulso nervioso que permite la contracción del músculo), ocasionando una parálisis localizada de los músculos. Las utilidades terapéuticas son múltiples. Desde el punto de vista urológico se emplea para el tratamiento de:

  • Tratamiento de la vejiga hiperactiva, mediante inyecciones en el músculo detrusor (de la vejiga)
  • Tratamiento de las contracturas de la musculatura del Suelo Pélvico o del esfínter anal
  • Tratamientos de algunas disfunciones de la micción