RTU de próstata

La resección transuretral (RTU) de próstata es una técnica quirúrgica que consiste en extirpar la porción central del tejido prostático a través de la uretra (sin incisiones externas), extrayéndola en forma de virutas que se van recortando progresivamente, desde el centro hacia la periferia. El tejido extirpado sale completamente fragmentado. El resector quirúrgico consta de un sistema óptico, para poder ver dentro de la uretra, un canal de lavado continuo, que mantenga una visión clara y nítida del campo quirúrgico; y una pistola de resección, a la que se incorpora el asa de resección. Se utiliza energía eléctrica para calentar el asa y poder realizar los cortes con la pistola. El asa, además permite coagular los vasos sanguíneos si se aplica la energía eléctrica adecuada. Hasta la incorporación del láser, la RTU ha sido la técnica estándar para a cirugía de la próstata. Pero esta técnica tiene algunos inconvenientes: no es posible resecar próstatas mayores de 70 g (o si se hace, la resección queda incompleta); el porcentaje de complicaciones es mayor que con el láser.