Inyecciones periuretrales

Las inyecciones periuretrales o sustancias abultantes constituyen uno de los procedimientos quirúrgicos mínimamente invasivos que mejor resultado proporcionan para solucionar determinadas formas de IU de esfuerzo. Se trata de sustancias que se inyectan bajo la mucosa de la uretra, tratando de provocar abultamientos que ocluyan su luz interior, facilitando así el funcionamiento de los mecanismos de cierre de la vejiga.

La técnica de las inyecciones periuretrales consiste en la introducción, mediante inyección, de alguna sustancia bajo la capa epitelial de la uretra. Con dichas inyecciones se pretende crear abultamientos que ocluyan y cierren la luz interior de la uretra. De esta manera se facilita el funcionamiento del esfínter vesical. Existen múltiples sustancias en el mercado para ser inyectadas: grasa propia del paciente, silicona, ácido hialurónico, etc. Habitualmente cada fabricante proporciona su propio sistema de inyección, que facilita la correcta colocación del producto.

Con este tipo de procedimiento se consiguen unos resultados satisfactorios en más del 70% de los casos. En ocasiones puede ser necesario volver a inyectar más sustancia en un segundo tiempo.

La gran ventaja de esta técnica es su sencillez, su nula agresividad (el procedimiento se realiza con anestesia local mediante un gel, no requiere ingreso, se puede realizar en el propio consultorio, etc.) y sus resultados.

Es necesario seleccionar muy bien a los candidatos a ser tratados mediante este procedimiento para conseguir resultados satisfactorios. Los mejores candidatos serían aquellos pacientes con IU de esfuerzo, sin prolapso genital asociado o con mínimo prolapso.