ICSI (microinyección espermática)

La microinyección espermática o ICSI es una variante de la FIV. Esta técnica se utiliza en aquellos casos en los que dispongamos de muy pocos espermatozoides o haya problemas de fecundación con otros procedimientos. Consiste en:

  • Una vez recuperados los óvulos y los espermatozoides, en lugar de dejarlos en cultivo para que se produzca la fecundación, se procede a inyectar el espermatozoide en el interior del óvulo mediante una micropipeta. De esta manera se facilita al espermatozoide la penetración en el ovocito.
  • El resto del proceso es semejante al descrito anteriormente para la FIV.