FIV (Fecundación “in vitro”)

 

La FIV o Fecundación “in vitro” es una técnica de reproducción asistida que consiste en lo siguiente:

  • Recuperación de un número suficiente de espermatozoides del eyaculado (es necesaria una mínima concentración de espermatozoides en el semen para poder realizar este procedimiento).
  • Estimulación ovárica de la mujer con hormonas para conseguir que maduren varios folículos en los ovarios.
  • Una vez que se ha conseguido el desarrollo de un número suficiente de folículos en el ovario, se procede a la recuperación de los óvulos existentes en cada uno de dichos folículos. Para ello se realiza una punción de los folículos mediante una aguja guiada por ecografía. La punción se suele realizar a través de la vagina.
  • Ya disponemos de los óvulos y de los espermatozoides. A continuación se juntan cada óvulo con múltiples espermatozoides en unas placas especiales para que se produzca la fecundación.
  • Transcurrido un cierto tiempo (varios días), se comprueba en cuantas placas se ha producido la fecundación del óvulo y si se ha producido el desarrollo embrionario inicial.
  • Los embriones de mejor aspecto se seleccionan para su posterior transferencia a la mujer.
  • La transferencia se realiza mediante una micropipeta, introduciendo el embrión en el interior del útero de la madre.