Seleccione ítem

¿Cuándo se debe acudir al urólogo?

Respuesta

Los especialistas recomendamos realizar una revisión urológica periódica a partir de los 50 años (o de los 40 si existen antecedentes familiares próximos de cáncer de próstata). Como ya se ha comentado previamente, el cáncer de próstata es un tumor de crecimiento muy lento y de aparición fundamentalmente a partir de la 5ª década de la vida. Actualmente se dispone de medios diagnósticos capaces de detectarlo en etapas muy precoces de su desarrollo, cuando todavía no ha sobrepasado en su crecimiento a la próstata, de manera que las posibilidades de curación resultan muy elevadas.

Los medios diagnósticos fundamentales de los que nos valemos los urólogos para diagnosticar el cáncer de próstata son fundamentalmente tres:

  • El tacto rectal: Consiste en la exploración digital de la próstata a través del recto, valorando su tamaño, estructura, consistencia, existencia de nódulos, etc. Con esta sencilla exploración es posible conocer las características de la porción posterior de dicha glándula, lugar donde asientan la mayor parte de los tumores.
  • La determinación de PSA en sangre: El PSA (Antígeno Prostático Específico) es una determinación analítica de la sangre. Su elevación se relaciona con una serie de enfermedades de la próstata, tales como una prostatitis; aumento del tamaño de la glándula; manipulaciones urológicas previas, etc. Cuando un determinado paciente presenta un PSA elevado no quiere decir que necesariamente padezca un cáncer de próstata, pero habrá que seguir realizando investigaciones hasta descartar esta posibilidad.
  • La ecografía trans-rectal y biopsia ecodirigida: Se trata de la realización de una ecografía de la próstata mediante la introducción de un transductor a través del ano. De esta forma se obtienen imágenes de gran nitidez para valorar la posible existencia de alteraciones en su estructura. Con la ayuda de dichas imágenes ecográficas se procede a la obtención de muestras de tejido prostático para su análisis. Sólo mediante la obtención de biopsias de la próstata es posible confirmar la existencia de un cáncer de próstata.