Seleccione ítem

¿Cuáles son los tratamientos para el cáncer de próstata?

Respuesta

Actualmente disponemos de múltiples alternativas para el tratamiento del cáncer de próstata. La elección de una u otra va a depender fundamentalmente del grado de extensión de la enfermedad en el momento del diagnóstico, de la edad del paciente y de su estado general. Cuando se diagnostica un tumor confinado a la glándula prostática (enfermedad localizada), se puede recurrir a la cirugía radical o a la radioterapia radical. Por el contrario, cuando la enfermedad ha sobrepasado los límites de la próstata, se debe recurrir al tratamiento hormonal.

  • Cirugía (prostatectomía radical): Consiste en la extirpación completa de la próstata, las vesículas seminales y los ganglios linfáticos regionales. Para permitir el vaciado de la vejiga, se debe proceder al empalme posterior de la uretra con la vejiga. Este tipo de tratamiento se debe indicar sólo en caso de tumor localizado, pacientes de <70 años y con buen estado general. El procedimiento quirúrgico es posible realizarlo mediante cirugía abierta o mediante cirugía laparoscópica.
  • Radioterapia: Consiste en la aplicación, sobre la zona de la próstata, de una dosis de radiación capaz de destruir el tejido tumoral. La radioterapia puede aplicarse desde el exterior (radioterapia externa) o mediante el implante de múltiples semillas radioactivas en el propio tejido prostático (braquiterapia).
  • Tratamiento hormonal: Cuando el tumor ha sobrepasado los límites de la próstata, los tratamientos con cirugía o radioterapia local resultan absolutamente ineficaces para controlar la enfermedad. En esta situación se debe recurrir al tratamiento hormonal. El cáncer de próstata necesita, para su crecimiento, de la presencia de andrógenos (hormonas masculinas). Los tratamientos hormonales consiguen eliminar dichas hormonas masculinas de manera que impiden el desarrollo del tumor, que no desaparece pero que queda reducido a una mínima expresión sin causar síntomas y sin ser detectable. Con el paso del tiempo es posible que el cáncer se haga hormono-resistente (independiente de las hormonas masculinas para su crecimiento). En ese momento este tipo de tratamiento se hace ineficaz.
  • Quimioterapia: El último escalón en la terapia del cáncer de próstata, cuando se ha hecho hormona-resistente, es la quimioterapia. Existen múltiples protocolos diferentes para su aplicación.