Ayer, día 3 de Junio, organizamos un nuevo curso de cirugía para la corrección de la incontinencia urinariaIU se refiere a las pérdidas involuntarias de orina a través de la uretra, de un grado tal que llegan a causar un problema de tipo social, higiénico, sexual, etc. al paciente que la padece. Esta es la definición oficial de IU, tal y como la describe la ICS (International Continente Society). Los 3 aspectos básicos de la definición son: pérdida de orina, por la uretra, causando un problema. La IU puede afectar a cualquier persona: hombres o mujeres; niños, adultos o ancianos; etc. Hay muchas formas diferentes de IU, cada una de las cuales tiene un enfoque terapéutico diferente. Las más importantes por su frecuencia de aparición son la IU de esfuerzo, al IU por urgencia y la IU mixta. La IU de esfuerzo es aquella forma de incontinencia en la cual los escapes de orina aparecen cuando el paciente realiza un esfuerzo abdominal: estornudar, toser, hacer ejercicio físico o gimnasia, coger pesos, etc. Según la severidad de la incontinencia, los escapes aparecerán con grandes esfuerzos (toser, estornudar) o con pequeños esfuerzos (andar, subir escaleras, etc.) La IU por urgencia se caracteriza porque los escapes van precedidos de un deseo imperioso de ganas de orinar que llega a ser incontrolable. Suelen asociarse otros síntomas tales como: orinar frecuentemente (polaquiuria), levantarse a orinar por la noche (nicturia), molestias al orinar (disuria), dolor en el bajo vientre, etc. Por último, la IU mixta es aquella en la que se mezclan ambos componentes: de esfuerzo y por urgencia. Los 3 tipos de IU pueden aparecer en cualquier sexo y a cualquier edad, si bien son especialmente frecuentes en mujeres por encima de 35 años. En las mujeres, hoy en día sabemos que los 3 tipos de IU son diferentes caras del mismo problema: el deterioro del Suelo Pelviano. En el varón, por el contrario, la IU por urgencia se suele deber a problemas de obstrucción por la próstata o por estrecheces en la uretra, mientras que la IU de esfuerzo aparece generalmente como efecto secundario e indeseado de una cirugía de próstata, uretra o vejiga. Los síntomas van a ser diferentes según se trate de un tipo u otro de IU. La IU de esfuerzo se manifiesta como aparición de escapes de orina asociados a un esfuerzo abdominal (estornudo, tos, ejercicio físico, actividad sexual, coger pesos, etc.). La IU por urgencia aparece como escapes de orina asociados a un deseo imperiosos de ganas de orinar. Como ya se ha comentado previamente, suele acompañarse de otros síntomas que denominamos síndrome miccional irritativo (polaquiuria, disuria, nicturia, dolor, etc.). En esta forma de IU los escapes suelen ser más severos e importantes y la afectación para la paciente mucho mayor. de esfuerzo femenina en el Hospital Universitario Santa Cristina. En esta ocasión acudía el Dr. J. Oliver Daly, uroginecólogo australiano que ejerce su actividad en Melbourne. Resulta sorprendente que alguien realice un desplazamiento de más de 17.000 Km y 24 h de vuelo para venir a nuestro hospital a conocer y aprender la manera que tenemos de tratar y corregir quirúrgicamente la incontinencia urinariaIU se refiere a las pérdidas involuntarias de orina a través de la uretra, de un grado tal que llegan a causar un problema de tipo social, higiénico, sexual, etc. al paciente que la padece. Esta es la definición oficial de IU, tal y como la describe la ICS (International Continente Society). Los 3 aspectos básicos de la definición son: pérdida de orina, por la uretra, causando un problema. La IU puede afectar a cualquier persona: hombres o mujeres; niños, adultos o ancianos; etc. Hay muchas formas diferentes de IU, cada una de las cuales tiene un enfoque terapéutico diferente. Las más importantes por su frecuencia de aparición son la IU de esfuerzo, al IU por urgencia y la IU mixta. La IU de esfuerzo es aquella forma de incontinencia en la cual los escapes de orina aparecen cuando el paciente realiza un esfuerzo abdominal: estornudar, toser, hacer ejercicio físico o gimnasia, coger pesos, etc. Según la severidad de la incontinencia, los escapes aparecerán con grandes esfuerzos (toser, estornudar) o con pequeños esfuerzos (andar, subir escaleras, etc.) La IU por urgencia se caracteriza porque los escapes van precedidos de un deseo imperioso de ganas de orinar que llega a ser incontrolable. Suelen asociarse otros síntomas tales como: orinar frecuentemente (polaquiuria), levantarse a orinar por la noche (nicturia), molestias al orinar (disuria), dolor en el bajo vientre, etc. Por último, la IU mixta es aquella en la que se mezclan ambos componentes: de esfuerzo y por urgencia. Los 3 tipos de IU pueden aparecer en cualquier sexo y a cualquier edad, si bien son especialmente frecuentes en mujeres por encima de 35 años. En las mujeres, hoy en día sabemos que los 3 tipos de IU son diferentes caras del mismo problema: el deterioro del Suelo Pelviano. En el varón, por el contrario, la IU por urgencia se suele deber a problemas de obstrucción por la próstata o por estrecheces en la uretra, mientras que la IU de esfuerzo aparece generalmente como efecto secundario e indeseado de una cirugía de próstata, uretra o vejiga. Los síntomas van a ser diferentes según se trate de un tipo u otro de IU. La IU de esfuerzo se manifiesta como aparición de escapes de orina asociados a un esfuerzo abdominal (estornudo, tos, ejercicio físico, actividad sexual, coger pesos, etc.). La IU por urgencia aparece como escapes de orina asociados a un deseo imperiosos de ganas de orinar. Como ya se ha comentado previamente, suele acompañarse de otros síntomas que denominamos síndrome miccional irritativo (polaquiuria, disuria, nicturia, dolor, etc.). En esta forma de IU los escapes suelen ser más severos e importantes y la afectación para la paciente mucho mayor. de esfuerzo femenina. Habíamos programado 4 pacientes para ser intervenidas: en dos casos se trataba de mujeres que habían consultado por incontinencia urinariaIU se refiere a las pérdidas involuntarias de orina a través de la uretra, de un grado tal que llegan a causar un problema de tipo social, higiénico, sexual, etc. al paciente que la padece. Esta es la definición oficial de IU, tal y como la describe la ICS (International Continente Society). Los 3 aspectos básicos de la definición son: pérdida de orina, por la uretra, causando un problema. La IU puede afectar a cualquier persona: hombres o mujeres; niños, adultos o ancianos; etc. Hay muchas formas diferentes de IU, cada una de las cuales tiene un enfoque terapéutico diferente. Las más importantes por su frecuencia de aparición son la IU de esfuerzo, al IU por urgencia y la IU mixta. La IU de esfuerzo es aquella forma de incontinencia en la cual los escapes de orina aparecen cuando el paciente realiza un esfuerzo abdominal: estornudar, toser, hacer ejercicio físico o gimnasia, coger pesos, etc. Según la severidad de la incontinencia, los escapes aparecerán con grandes esfuerzos (toser, estornudar) o con pequeños esfuerzos (andar, subir escaleras, etc.) La IU por urgencia se caracteriza porque los escapes van precedidos de un deseo imperioso de ganas de orinar que llega a ser incontrolable. Suelen asociarse otros síntomas tales como: orinar frecuentemente (polaquiuria), levantarse a orinar por la noche (nicturia), molestias al orinar (disuria), dolor en el bajo vientre, etc. Por último, la IU mixta es aquella en la que se mezclan ambos componentes: de esfuerzo y por urgencia. Los 3 tipos de IU pueden aparecer en cualquier sexo y a cualquier edad, si bien son especialmente frecuentes en mujeres por encima de 35 años. En las mujeres, hoy en día sabemos que los 3 tipos de IU son diferentes caras del mismo problema: el deterioro del Suelo Pelviano. En el varón, por el contrario, la IU por urgencia se suele deber a problemas de obstrucción por la próstata o por estrecheces en la uretra, mientras que la IU de esfuerzo aparece generalmente como efecto secundario e indeseado de una cirugía de próstata, uretra o vejiga. Los síntomas van a ser diferentes según se trate de un tipo u otro de IU. La IU de esfuerzo se manifiesta como aparición de escapes de orina asociados a un esfuerzo abdominal (estornudo, tos, ejercicio físico, actividad sexual, coger pesos, etc.). La IU por urgencia aparece como escapes de orina asociados a un deseo imperiosos de ganas de orinar. Como ya se ha comentado previamente, suele acompañarse de otros síntomas que denominamos síndrome miccional irritativo (polaquiuria, disuria, nicturia, dolor, etc.). En esta forma de IU los escapes suelen ser más severos e importantes y la afectación para la paciente mucho mayor. de esfuerzo. Las otras 2 eran mujeres que consultaron por tener un prolapso de órganos pélvicos que fue corregido quirúrgicamente y que posteriormente apareció una incontinencia urinariaIU se refiere a las pérdidas involuntarias de orina a través de la uretra, de un grado tal que llegan a causar un problema de tipo social, higiénico, sexual, etc. al paciente que la padece. Esta es la definición oficial de IU, tal y como la describe la ICS (International Continente Society). Los 3 aspectos básicos de la definición son: pérdida de orina, por la uretra, causando un problema. La IU puede afectar a cualquier persona: hombres o mujeres; niños, adultos o ancianos; etc. Hay muchas formas diferentes de IU, cada una de las cuales tiene un enfoque terapéutico diferente. Las más importantes por su frecuencia de aparición son la IU de esfuerzo, al IU por urgencia y la IU mixta. La IU de esfuerzo es aquella forma de incontinencia en la cual los escapes de orina aparecen cuando el paciente realiza un esfuerzo abdominal: estornudar, toser, hacer ejercicio físico o gimnasia, coger pesos, etc. Según la severidad de la incontinencia, los escapes aparecerán con grandes esfuerzos (toser, estornudar) o con pequeños esfuerzos (andar, subir escaleras, etc.) La IU por urgencia se caracteriza porque los escapes van precedidos de un deseo imperioso de ganas de orinar que llega a ser incontrolable. Suelen asociarse otros síntomas tales como: orinar frecuentemente (polaquiuria), levantarse a orinar por la noche (nicturia), molestias al orinar (disuria), dolor en el bajo vientre, etc. Por último, la IU mixta es aquella en la que se mezclan ambos componentes: de esfuerzo y por urgencia. Los 3 tipos de IU pueden aparecer en cualquier sexo y a cualquier edad, si bien son especialmente frecuentes en mujeres por encima de 35 años. En las mujeres, hoy en día sabemos que los 3 tipos de IU son diferentes caras del mismo problema: el deterioro del Suelo Pelviano. En el varón, por el contrario, la IU por urgencia se suele deber a problemas de obstrucción por la próstata o por estrecheces en la uretra, mientras que la IU de esfuerzo aparece generalmente como efecto secundario e indeseado de una cirugía de próstata, uretra o vejiga. Los síntomas van a ser diferentes según se trate de un tipo u otro de IU. La IU de esfuerzo se manifiesta como aparición de escapes de orina asociados a un esfuerzo abdominal (estornudo, tos, ejercicio físico, actividad sexual, coger pesos, etc.). La IU por urgencia aparece como escapes de orina asociados a un deseo imperiosos de ganas de orinar. Como ya se ha comentado previamente, suele acompañarse de otros síntomas que denominamos síndrome miccional irritativo (polaquiuria, disuria, nicturia, dolor, etc.). En esta forma de IU los escapes suelen ser más severos e importantes y la afectación para la paciente mucho mayor.. Todas la cirugías fueron realizadas con anestesia local y sedación (técnicas mínimamente invasivas) y en régimen de cirugía mayor ambulatoria. Las 4 pacientes se marcharon a casa a las pocas horas de la intervención con su problema corregido y solucionado. Tras la sesión quirúrgica, enseñamos a nuestro invitado el protocolo que seguimos con nuestras pacientes desde el momento en que consultan por un problema de incontinencia o prolapso, hasta que son intervenidas o tratadas. Les enseñamos los protocolos de estudio previo; las opciones de tratamiento que utilizamos; el circuito de cirugía mayor ambulatoria; los resultados obtenidos; etc. El Dr. Daly quedó muy satisfecho con todo lo que vio y nos ha pedido que le proporcionemos información más detallada para incorporar muchas de estas cosas a su rutina habitual. La verdad es que hubo una perfecta sintonía con el Dr. Daly desde el principio y esperamos poder seguir en contacto con él a través de correo electrónico y en los foros de la especialidad a los que asistamos ambos. Terminamos la jornada con una comida en la que pudimos charlar, mas distendidamente, sobre muchas cuestiones profesionales y personales. Fue una excelente y productiva jornada de formación en la que nosotros también aprendimos muchas cosas del Dr. Daly.

x



 Acepto la Política de Privacidad.

Pide tu
cita