NUESTROS POSTS Y NOTICIAS

Curso formación en TVT-secure.

Durante estos dos días nos han reunido en Madrid a un grupo de cirujanos especialistas en Suelo PelvianoEl Suelo Pelviano es el conjunto de músculos, ligamentos y fascias que cierran la cavidad abdominal (abdomen) en su porción inferior, evitando que las vísceras de la pelvis (vejiga, útero, recto, etc.) se hernien o caigan hacia abajo, asomando por la vagina (prolapso). Como ya se ha comentado previamente, está constituido por tres tipos de estructuras anatómicas: Músculos: el principal de ellos es el músculo elevador del ano, esencial en los procesos de continencia de orina y heces. Ligamentos: que anclan las vísceras a la pared ósea de la pelvis. Los ligamentos son estructuras muy recias, de una gran resistencia y cierta elasticidad. Fascias: láminas de tejido conjuntivo que recubren las vísceras de la pelvis como un envoltorio, facilitando su anclaje y sujeción a los ligamentos de la pelvis y, a través de éstos, a las paredes óseas. El Suelo Pelviano tiene dos funciones fundamentales: en primer lugar cerrar la cavidad abdominal por su parte más baja, contribuyendo a la sujeción de las vísceras de la pelvis en su posición anatómica habitual; en segundo lugar, debe de permitir el paso a su través del recto, uretra y vagina para salir hacia el exterior. Deberá disponer, por tanto, de orificios para el paso de dichos conductos. En las mujeres, además, tiene que permitir el paso del feto en el momento del parto, para lo cual deberá distenderse enormemente. Los problemas que pueden afectar al Suelo Pelviano son muy numerosos y frecuentes. Estos síntomas van a depender tanto del prolapso o herniación de las vísceras de la pelvis, como del mal funcionamiento de las vísceras prolapsadas. Prolapso de las vísceras pélvicas: cuando se produce el prolapso o caída de las vísceras de la pelvis a través del suelo pelviano, éstas pueden llegar a asomar al exterior a través del la vagina.Según el tipo de víscera que se hernie hablamos de cistocele (vejiga); rectocele (recto); prolapso uterino (útero), etc. El prolapso de las vísceras va a condicionar problemas en su funcionamiento normal, apareciendo así una serie de síntomas: cuando se afecta el funcionamiento de la vejiga puede aparecer una incontinencia, orinar frecuentemente, dificultad para orinar, urgencia, etc; si se afecta el funcionamiento del recto: estreñimiento, dificultad para realizar deposiciones, dolor durante la deposición, etc.; si se afecta el funcionamiento de la vagina: dolor durante las relaciones sexuales, sensación de pesadez, heridas en la vagina, etc. para presentarnos y adiestrarnos en una nueva técnica desarrollada para corregir la incontinencia urinariaIU se refiere a las pérdidas involuntarias de orina a través de la uretra, de un grado tal que llegan a causar un problema de tipo social, higiénico, sexual, etc. al paciente que la padece. Esta es la definición oficial de IU, tal y como la describe la ICS (International Continente Society). Los 3 aspectos básicos de la definición son: pérdida de orina, por la uretra, causando un problema. La IU puede afectar a cualquier persona: hombres o mujeres; niños, adultos o ancianos; etc. Hay muchas formas diferentes de IU, cada una de las cuales tiene un enfoque terapéutico diferente. Las más importantes por su frecuencia de aparición son la IU de esfuerzo, al IU por urgencia y la IU mixta. La IU de esfuerzo es aquella forma de incontinencia en la cual los escapes de orina aparecen cuando el paciente realiza un esfuerzo abdominal: estornudar, toser, hacer ejercicio físico o gimnasia, coger pesos, etc. Según la severidad de la incontinencia, los escapes aparecerán con grandes esfuerzos (toser, estornudar) o con pequeños esfuerzos (andar, subir escaleras, etc.) La IU por urgencia se caracteriza porque los escapes van precedidos de un deseo imperioso de ganas de orinar que llega a ser incontrolable. Suelen asociarse otros síntomas tales como: orinar frecuentemente (polaquiuria), levantarse a orinar por la noche (nicturia), molestias al orinar (disuria), dolor en el bajo vientre, etc. Por último, la IU mixta es aquella en la que se mezclan ambos componentes: de esfuerzo y por urgencia. Los 3 tipos de IU pueden aparecer en cualquier sexo y a cualquier edad, si bien son especialmente frecuentes en mujeres por encima de 35 años. En las mujeres, hoy en día sabemos que los 3 tipos de IU son diferentes caras del mismo problema: el deterioro del Suelo Pelviano. En el varón, por el contrario, la IU por urgencia se suele deber a problemas de obstrucción por la próstata o por estrecheces en la uretra, mientras que la IU de esfuerzo aparece generalmente como efecto secundario e indeseado de una cirugía de próstata, uretra o vejiga. Los síntomas van a ser diferentes según se trate de un tipo u otro de IU. La IU de esfuerzo se manifiesta como aparición de escapes de orina asociados a un esfuerzo abdominal (estornudo, tos, ejercicio físico, actividad sexual, coger pesos, etc.). La IU por urgencia aparece como escapes de orina asociados a un deseo imperiosos de ganas de orinar. Como ya se ha comentado previamente, suele acompañarse de otros síntomas que denominamos síndrome miccional irritativo (polaquiuria, disuria, nicturia, dolor, etc.). En esta forma de IU los escapes suelen ser más severos e importantes y la afectación para la paciente mucho mayor. de forma mínimamente invasiva, el TVTTVT es un acrónimo cuyas iniciales corresponden a las palabras inglesas “tension-free vaginal tape”, que traducido significa: “banda vaginal libre de tensión”. Se trata de un procedimiento quirúrgico para el tratamiento de la IU desarrollado por el Profesor Ulmsten y el Profesor Petros a finales de los años noventa. Este procedimiento supuso una tremenda revolución en la cirugía de la incontinencia ya que no sólo se mejoraban sustancialmente los resultados de la misma, tanto a corto como a largo plazo, sino que se hacía mediante un procedimiento mínimamente agresivo. El sistema TVT fue desarrollado en Suecia a partir de las investigaciones sobre las causas de la IU propuestas por los profesores Ulmsten y Petros. Dichas investigaciones quedaron plasmadas en la llamada “Teoría Integral de la IU”. Con los postulados de dicha teoría se desarrolla el concepto de la banda libre de tensión (TVT) para corregir la IU. Desde su comercialización, en el año 1997, se han implantado más de 600.000 unidades en todo el mundo con unos resultados excelentes. En la actualidad hay un acuerdo bastante generalizado acerca de la necesidad de recurrir a este sistema para corregir la mayor parte de las IU moderadas-severas. secur. Los efectos...

leer más

Curso de cirugía del Suelo Pélvico

De nuevo hemos reanudado las sesiones quirúrgicas de entrenamiento para cirujanos en el Hospital Santa Cristina después del inevitable parón veraniego. Hoy han acudido una ginecóloga de Madrid y un ginecólogo de Toledo. Hemos programado a dos pacientes con prolapsos...

leer más

III Congreso Nacional de Suelo Pelviano.

 He venido hasta Cádiz para asistir al III Congreso Nacional de Suelo PelvianoEl Suelo PelvianoEl Suelo Pelviano es el conjunto de músculos, ligamentos y fascias que cierran la cavidad abdominal (abdomen) en su porción inferior, evitando que las vísceras de la pelvis (vejiga, útero, recto, etc.) se hernien o caigan hacia abajo, asomando por la vagina (prolapso). Como ya se ha comentado previamente, está constituido por tres tipos de estructuras anatómicas: Músculos: el principal de ellos es el músculo elevador del ano, esencial en los procesos de continencia de orina y heces. Ligamentos: que anclan las vísceras a la pared ósea de la pelvis. Los ligamentos son estructuras muy recias, de una gran resistencia y cierta elasticidad. Fascias: láminas de tejido conjuntivo que recubren las vísceras de la pelvis como un envoltorio, facilitando su anclaje y sujeción a los ligamentos de la pelvis y, a través de éstos, a las paredes óseas. El Suelo Pelviano tiene dos funciones fundamentales: en primer lugar cerrar la cavidad abdominal por su parte más baja, contribuyendo a la sujeción de las vísceras de la pelvis en su posición anatómica habitual; en segundo lugar, debe de permitir el paso a su través del recto, uretra y vagina para salir hacia el exterior. Deberá disponer, por tanto, de orificios para el paso de dichos conductos. En las mujeres, además, tiene que permitir el paso del feto en el momento del parto, para lo cual deberá distenderse enormemente. Los problemas que pueden afectar al Suelo Pelviano son muy numerosos y frecuentes. Estos síntomas van a depender tanto del prolapso o herniación de las vísceras de la pelvis, como del mal funcionamiento de las vísceras prolapsadas. Prolapso de las vísceras pélvicas: cuando se produce el prolapso o caída de las vísceras de la pelvis a través del suelo pelviano, éstas pueden llegar a asomar al exterior a través del la vagina.Según el tipo de víscera que se hernie hablamos de cistocele (vejiga); rectocele (recto); prolapso uterino (útero), etc. El prolapso de las vísceras va a condicionar problemas en su funcionamiento normal, apareciendo así una serie de síntomas: cuando se afecta el funcionamiento de la vejiga puede aparecer una incontinencia, orinar frecuentemente, dificultad para orinar, urgencia, etc; si se afecta el funcionamiento del recto: estreñimiento, dificultad para realizar deposiciones, dolor durante la deposición, etc.; si se afecta el funcionamiento de la vagina: dolor durante las relaciones sexuales, sensación de pesadez, heridas en la vagina, etc. es el conjunto de músculos, ligamentos y fascias que cierran la cavidad abdominal (abdomen) en su porción inferior, evitando que las vísceras de la pelvis (vejiga, útero,...

leer más
Página 20 de 27« Primera...10...1819202122...Última »

Archivos

x



 Acepto la Política de Privacidad.

Pide tu
cita